domingo, 22 de marzo de 2015

A 3 meses del internado - ¿Por qué estudié medicina?

Siempre te preguntan ¿Y por qué decidiste estudiar Medicina? y antes de entrar y al inicio de la carera lo tienes bien claro. "Para salvar vidas" es creo, la respuesta más popular. Para mí, todo surgió como la fascinación por las ciencias y más precisamente, la fisiología y el deseo de ayudar a las personas con lo que era capaz. Supongo que son cosas que nunca dudas, porque simplemente no me veía en alguna otra carrera de las ciencias de la salud -qué algunas vez consideré, por no sentirme completamente capaz- Pero, creo que habrá sido en mi último año (o un poquito antes) de la prepa cuando decidí que realmente si quería esto. Ahora todo parece muy distante, todo lo que pasé ese 2010, el año que entré a Medicina, el año que me mudé a Mérida, el año que cumplí 18 años, en ese orden por cierto. 

La adaptación no fue tan difícil, al mes ya estaba más habituado a vivir solo, y la medicina ha sido un proceso continuo, cada año un poco difícil pero siendo una transición sutil. Al menos para mí. Sin embargo, llega un momento en el que te pierdes y ya no sabes que responder cuando te preguntan porque estudiante medicina. La razón principal siempre ha sido la misma, pero cuando te enfrentas a los primeros años de prácticas médicas en hospitales todas las expectativas y fantasías que tenías se modifican, por qué no es exactamente como te lo visualizaste y te das cuenta de todo el arduo trabajo que uno tiene que recorrer y cuando ya llevas 5 años te das cuenta que apenas -APENAS- esto está comenzando, que te falta mucho para recorrer y es una sensación abrumadora a veces

Han sido 5 años de formación meramente académica con un poco de práctica y ya estoy a unos 3 meses de entrar al internado. A 3 meses de vivir autenticamente la experiencia hospitalaria, nada de estar 4 horas al día, estamos hablando de literalmente estar más tiempo en el hospital que en tu propia casa y tener responsabilidades ya en la vida real, porque siendo técnicamente todavía estudiante, tratas con personas y sus vidas. Mucho se dice acerca del internado, que "es una de las mejores experiencias de la vida" que "te forja como médico" pero qué también es insufrible y cansado. cuando eres el eslabón más bajo en una cadena jerárquica que ha sido perpetuada por décadas en los hospitales públicos. "Tal vez no sea la mejor opción, pero sólo así se aprende, "Una excusa para mano de obra barata" o "Esclavitud del siglo XXI" según algunos. 

Personalmente, espero que no sea tan terrible como algunos lo pintan, por qué sé que la formación académica ya la tengo, y este último año siento que ha habido una mayor integración de mis conocimientos generales de medicina, lo único que me falta es dar este paso siguiente, este rito de iniciación por así decirlo, y que con buenos amigos y compañeros sea más llevadero. Vivo para poder aprender más y recibir ese gracias al final del día, de ver ante mis ojos el nacimiento de nuevas vidas y ser agente activo de sus primeros minutos, de finalmente presenciar el último suspiro de una persona cuando ya no hay nada más que hacer y acabe su sufrimiento que muchas veces se prolonga; de siempre maravillarme de lo complejo y perfecto que es el ser humano y poder demostrarme a mí mismo de que sí puedo. 

jueves, 5 de marzo de 2015

Enero-Febrero 2015

Estos últimos dos meses, como los anteriores, pasaron muy rápido. Entre la huelga, el estudio, mi novio, y mis series, los días pasaban uno tras otro. Por 3 semanas, mi horario estuvo cortado a la mitad, con clases en la mañana y en la tarde, lo que iba a ser un horario bonito se convirtió en un ir y venir diario de casa-hospital-casa-hospital. Me gustaría decir que aprovechaba las 4-5 horas que tenía libre en la tarde, pero simplemente mi cerebro no funciona en ese horario; no es hasta las 6 de la tarde cuando mi mente está dispuesto a absorber conocimiento, sentarme con una taza de café y estudiar. En cambio, mi horario habitual de estudio fue remplazado por clases en la tarde, a veces de pediatría y otros días de terapéutica, esta ultima clase era terrible, más que nada por el maestro. También durante esas 3 semanas, me obsesioné con una serie que ve mi novio, Pretty Little Liars, hasta que llegó a un punto en el que dije que debía de parar, estudiar un poco más, también ya me empezaba a frustrar la falta de respuestas y la complicación de la trama.

Con mi novio, todo ha estado muy muy bien. Creo que no lo había comentado antes, pero hay una muy bonita y fuerte conexión emocional y física. A pesar de no estudiar lo mismo, compartimos los mismos gustos por algunas series, y el sentido del humor. Ultimamente, mi parte infantil, simple, y traviesa ha emergido con plena confianza, incluso en la cama, lo cual trae muchas risas. Se ha quedado dormir varias veces ya en mi casa, y por primera vez no me siento invadido en mi espacio personal, lo cual es algo nuevo para mí, creo que es tal vez lo que más trabajo me cuesta, porque me gusta mucho tener mi espacio. Ya ha conocido a varios de mis amigos, incluidos unos de Cancún, y yo también los suyos, con los que siempre sale, y hemos salido los 4 un par de ocasiones. Pero, entonces, hay algún problema, o de verdad es así de bueno como lo pinto? Pues, no es hasta recientemente que han surgido algunos conflictos, pero han sido menores y se han podido solucionar y discutir. Me he sentido muy bien, es una sensación reconfortante, de estabilidad, y aunque a veces me dan bajones emocionales, que nada tienen que ver con la relación en sí y que son breves, me anima saber que al final de la semana, si es que no nos vimos antes también, lo veré, y se me pasa. Claro que también esto va por los dos lados, yo estoy más que feliz de proporcionar apoyo emocional si es necesario, no soy bueno con palabras, pero si con abrazos. Y pues ya van 3 meses y medio, so yay nosotros. 


domingo, 11 de enero de 2015

Propósitos 2015

Amistades: Conservar, mantener las amistades que tengo y cultivar nuevas. Mi grupo de amigos se ha dispersado por distintas razones, pero afortunadamente si se está logrando, y el próximo viene una amiga con su novio a Mérida durante su cumpleaños y haremos reunión de los que estamos aquí así que ansío eso. 

Ejercicio: Quiero volver a salir a correr como hacía hasta antes de noviembre, me da mucha flojera cuando hay frío y cuando anoceche super temprano. Pero quiero cambiar eso y mínimo salir 3 veces a la semana. Esto incluye también comer más sano/no comer tanta porquería.

Libros: Tengo 3 libros que no he terminado de leer, 100 años de soledad, ensayo sobre la ceguera (prestados por cerdo) y crónicas marcianas por mi novio. 

Ahorrar: Yo sé que la situación económica está cañona pero siempre puedo hacer pequeños cambios, el objetivo es no llegar arrastrasandose al final del mes

Aprender algo nuevo: En particular un idioma, hay una aplicación muy buena para dispositivos móviles llamada Duolingo que también se puede utilizar en web, y había estado usándolo para practicar francés y aprender alemán, pero lo dejé en pausa cuando estuve en mi rotación de interna. Pero quiero retomarlo, y al menos comprometerme con el francés para que no se me olvide.

Jardinería: Me gusta tener plantitas, pero soy muy flojo y no les doy el cuidado necesario, no nada más regarlas, podarlas, y no dejer que crezcan sin forma, igual y conseguir algunas plantitas nuevas. 

Foto: Iniciando el año, me había propuesto tomar una foto al día, como una especie de reto, pero me di cuenta que tal vez sería demasiado, pero pues si me puedo proponer, tomar más fotos seguido de momentos especiales o simplemente ser creativo.

Y bueno finalmente, aunque podrían entrar como própositos, lo que espero de este año, es aprovechar el ultimo semestre de escuela, seguir yendo bien, compartir momentos con mi novio, y que me vaya bien en la primera mitad del internado que inicia a mitad de año, tengo miedo, no sé que esperar, pero ya solo es cuestión de algunos meses para dar el siguiente paso en mi carrera. 

jueves, 1 de enero de 2015

¡2015!

Hace dos años escribí aquí mis própositos y pude mirar retrospectivamente lo que quería y como había resultado el año. Hace un año, por alguna razón no lo hice, y es que en verdad, escribirlos te ayuda a concientizarlo más y siempre puedes volver a revisarlo. 

Estas vacaciones de navidad, no he tenido mucho tiempo para reflexionar sobre que es lo que quiero lograr o hacer de "especial" este año. Básicamente me la paso desplazándome por mi casa, echándome, comiéndome y jugando videojuegos, vaya ni siquiera he visto películas que según era algo que quería hacer. Pero no ha sido sólo, he jugado con mi hermano así que no me aíslo tanto.

Como quiera, estoy disfrutando estos últimos días que pasaron volando, prometo pensar bien en los pequeños cambios que quiero hacer y marcarme pequeños objetivos, pero si les puedo decir que ha sido de los mejores inicios de año. Tal vez lejos de amigos y de mi novio, pero emocionado por lo que viene, promete ser un año emocionante, y pues nada, aunque suene de lo más cliché del mundo, espero hayan pasado una bonita navidad y les deseo lo mejor este 2015. 

viernes, 12 de diciembre de 2014

Frente al espejo

Me enteré que lo que escribí la vez pasada se parece mucho, si no es que es, alguna especie de despersonalización, pero creo que hasta cierto punto normal que suceda en la mayoría de las personas. 
Y bueno retomando líneas de pensamientos que surgen de tanto en tanto. Ubican esa sensación de cuando ves fotos viejas y piensas "era un bebé, y que raro me veía, definitivamente ahora estoy mejor" como cuando tienes 18 años y ves fotos de cuando tenías 15 o 16, pero luego experimentas lo mismo cuando tienes 20 y ves fotos de cuanto tenías 18, y así sucesivamente. Por ejemplo, me gusta como me veo ahorita y siento que ya no me veo tan niño que cuando tenía 18, y está cool, pero me pongo a pensar en que me momento uno deja de sentirse bien con su imagen actual y empieza a añorar como se veía antes. Obviamente me estoy adelantando 40 años, pero es algo cuestionable, si no tuvieramos fotos para recordar como eramos, el impacto sería lo mismo, o la transición sería tal que no lo sentiríamos. 

No me sale barba, así que no hay cambios dramáticos entre mis 16-22 años que tengo, pero últimamente cuando me veo al espejo si me siento más grande, es una sensación nueva, y es que apenas me estoy dando cuenta, que mi experiencia universitaria está terminando, y aunque me falte como 2 años para titularme, ya realmente son mis últimos momentos con vida escolar y seré arrojado al mundo laboral, mal pagado y como interno, pero al mundo real. Es como, DETENGANSE, en qué momento ya pasaron cuatro años y medio. 

sábado, 6 de diciembre de 2014

Ser consciente de uno mismo

No sé si a veces les pasa que andan por sus vidas, haciendo lo usual, trabajando, comiendo, viendo la tele, tomandose selfies que sé yo, y de repente les llega una sensación extraña en el que observan a su alrededor y son muy conscientes de su existencia?

Pues eso me pasó ayer, particularmente mientras esperaba una clase y por falta de espacio me senté un poco lejos de mis amigos mientras leía unas copias para el tema de ese día, y de repente, volté a mi alrededor y me puse a pensar que como es que llegamos a familiarizarnos con el mismo tipo de personas, lugares y lo damos por sentado.

Me explico, siempre que llego a un lugar nuevo, con nuevas personas, nuevos espacios físicos, la sensación que a mucho nos pasa creo, es inconfundible. Sobre todo en los primeros días de clases, por decir un ejemplo, todos son unos desconocidos, confundes caras y nombres, y las primeras interacciones sociales son un poco awkward. Recuerdo las primeras personas con las que hablé, en particular un amigo, que buscando el mismo salón nos conocimos, a un amigo me tocó estar a lado de el en un examen y hablandonos muy seriamente sin saber que luego seriamos muy buenos amigos. La desorientación en un nuevo lugar, hasta que ya después de 4 años, fluyes por cualquier lado sin pensarlo dos veces. Pasa en la primaria, secundaria, prepa, universidad, casas de amigos, en nuevos grupos sociales. En una sensación rara, porque nunca sabes exactamente cuando desaparece, progresivamente se desvanece.

De vez en cuando me gusta reflexionar sobre estos momentos y ser consciente de como nos sentimos, hacia donde vamos, no fue hasta ayer, cuando caí en la cuenta de lo rápido que ya es diciembre, de lo absurdamente rápido que pasó octubre y noviembre. 

lunes, 17 de noviembre de 2014

Tengo novio :D

Pues finalmente pasó. Ha sido un muy bien fin de semana. Les cuento, durante la semana fuimos a ver Interestelar, y platicamos de lo que pasó la ultima vez que nos vimos, para ese momento me sentía confundido, pero platicamos sobre como nos sentíamos respecto al tema del sexo y que tan importante era para nosotros y su influencia en la relación. 

El viernes fue el cumpleaños de un amigo, con doble celebración para desayunar entre otro grupos de amigos al día siguiente y el sábado en la noche la fiesta de una amiga. Sentía un cansancio y desgaste porque nunca salgo tan seguido. El domingo tenía una cita con M, iba a venir a mi casa, pero me sentía confundido, más que nada inseguro. Después de platicar con un amigo, me aconsejó que era mejor definir la relación, que aproveche que hay buena comunicación, dejar de vagar por la vida y concretar algo, y no tenía nada que perder. Así que le confirmé para que siempre si viniera, viéramos películas, pidiéramos algo de comer, y demás. 

Vimos un episodio de una serie, y yo tenía un sueño tremendo por las dos noches anteriores que dormí poco y le propuse que me dejara dormir un rato, o al menos eso intentamos, abrazados andábamos, mientras reflexionaba, si era tal vez momento de intentar algo más serio. Aprovechando que estábamos acurrucados, empecé a besarlo y rápidamente evolucionó a más besos y caricias, y nos fuimos desvistiendo, era el segundo intento y resultó sorprendentemente bien, me dejé llevar y ahora sí, si hubo conexión física, así que después de terminar, andábamos platicando de algo random que no recuerdo acostados sobre la cama, desnudos. 

Con un poco de nervios y dificultad le empecé a preguntar que como se sentía actualmente con nuestra relación, que era lo que esperaba, le conté que no me consideraba romántico, al menos no verbalmente, pero que trato de demostrarlo con acciones y que en los últimos días me he sentido más cómodo con él, que pienso en el, pero no de una forma "pasional", que no es como fue en relaciones anteriores que iniciaba la relación en el fuego del enamoramiento no racional. Que me gustaba estar con él, y también sentirme independiente, el igual se sentía de la misma manera, y finalmente le dije, "Siento que hemos visto que esto si funciona, nos gustamos y disfrutamos estar con el otro, te quiero seguir conociendo, definir la relación y pues bueno a lo que quiero llegar es que si quieres que seamos novios? y aceptó. Nos besamos. 

Más tarde y al día siguiente, o sea hoy, como que me cayó más el veinte, de que ya es algo real, y siento que ya me puedo ir abriéndome aún más, estoy feliz de haberme dado la oportunidad y de arriesgarme, de salir de mi zona de comfort, y es que dentro de todo, ha sido natural, no fue forzado y creo que a su tiempo. 

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails