domingo, 13 de diciembre de 2015

"Playas"

Estos últimas 6 semanas han sido un pequeño respiro del pequeño infiernito llamado internado, he tenido mucho tiempo para poder hacer cosas fuera de la rutina: he podido salir a almozar, cenar, ir al cine con mis amigos (los del internado, en este punto, con cuales otros?), jugar videojuegos, coño, hasta incluso tener tiempo para estudiar. Ya puse un arbolito en mi casa por primera vez aprovechando el descuento que tenía en monedero electrónico para poder comprar mi despensa. Incluso... he llegado a quedarme aburrido sin nada que hacer. 

Comprar y poner mi arbolito fue bastante impulsivo, pero sentí una gran necesidad de sentir representada la navidad en mi vida, lo puse la semana pasada, es chico, pero fui feliz mientras lo armaba con música navideña de fondo. 

He podido reflexionar en lo que he vivido durante el año y ahora que comparo mi situación actual con la del inicio del año, es como ok,.. esperate un momento mientras lo termino de mi procesar. 
Desde que inició el internado vivir ha sido un constante estado de cansancio crónico, no tengo ni idea como puedo aguantar 36 horas despierto sin dormir, o si tengo suerte con un par de horas de sueño. Lo más que he podido dormir durante una guardia han sido 4, y creo que es lo más que puedo aspirar. Uno encuentra pequeñas alegrías y a disfrutar los pequeños logros, creo que ha sido uno de las cosas más importantes que he aprendido. Ya voy por la guardia número 52, me faltan como 60.

La amistad que he desarrollado con mi equipo es incomparable, no porque no haya formado lazos de amistad tan fuertes con otras personas, si no por lo rápido que se vuelven parte de tí, estamos hablando de convivencia más allá que tu propia familia, hemos compartido ojeras, camas, desvelos, enojos, y risas. En nuestro grupo de whataspp tenemos unas 1500 fotos, de las cuales más del 70% son de nosotros, y el resto serán memes, como el 5% serán sobre medicina en sí ja. 

Dato curioso: ya me gritaron, "¡paracetamol!" mientras regresaba del oxxo enfrente de la clínica y no lo pude creer, pensé que solo eso sucedía en internet. 

Dato 2: Las batas son el mejor sistema de transporte intrahospitalario, he tenido al mismo tiempo: muestras de laboratorio, jeringas, agujas, comida, plumas, tijeras, cinta, cambio de lo que sobró cuando me mandaron a comprar y una minibotella de agua. Seguro me veía rídiculo, pero adivinen quien logró comer e hidratarse, mientras iba rotulando los tubos de muestras para llevarlos al laboratorio, una pista: yo. 

Pareciera que ahora el próximo año, se pasará más rápido, todavía falta para sentir esa sensación de "ya terminé la carrera, ahora qué?", pero siento como cada vez se estrecha ese camino, y todavía no estoy 100% seguro de que es lo voy a querer hacer después con mi vida. 


lunes, 16 de noviembre de 2015

Se acabó el amor

Terminamos hace dos meses, apenas estaba en la primera semana de cirugía. Ya teníamos problemas y yo ya sentía que no se iba a poder Una semana antes me había dicho te amo cuando lo fui a dejar a su casa, hubo un silencio incomodo mientras sonaba "Photograph" de Ed Sheeran de fondo... y en ese momento mi vida se convirtió un vídeo musical, le dije que yo igual lo quería y después se bajo del coche, no hubo beso. 

Días después terminé con e

La relacion con M, ya había ha estado teniendo problemas, y siempre era lo mismo, y aunque intentabamos solucionarlo, regresábamos a lo mismo, el sentía que lo tenía en segundo plano, que solo quería hacer lo que yo quisiera. Poco a poco la relación se fue volviendo "una carga" para mí, y combinado con el internado todo se vino abajo, pasabamos días sin vernos y a veces más de un dia sin hablar. El se enojaba que dijera que no tuviera tiempo pero que me viera en linea y no le hablara. Sí  utilizaba whatsapp para comunicarme con mis compañeros, pero no tenía tiempo suficiente para platicar con el, supongo que siempre se puede encontrar tiempo para alguien, pero si ya no lo estaba buscando yo, significa que algo no estaba funcionando.

Uno de mis defectos es evitar la confrontación, y cerrarme en mi burbuja, no suelo rogar a las personas, y disculparme inmediamente, siempre suelo tomarme un tiempo para procesarlo. No fui sincero cuando me preguntaba si todo estaba bien, quería pensar que todo estaba bien semanas antes de terminar, pero no lo estaba. Que si fue injusto, sí, y lo siento. Ya tenía tiempo sintiendo que la relación no iba a dar para más, que fuera de los gustos en común, lo que queríamos en la vida y nuestros valores no eran los mismos y para mi, incompatibles para que funcionara. 

Terminé de la peor forma que uno puede terminar a una persona, de forma indirecta e impersonal, por mensaje de texto, de posguardia. Pasaron unos días para que nos vieramos y dieramos de cierta manera un cierre a la relación.

Terminó mal, yo ya había aceptado desde hace tiempo el fin de la relación así que escuché todo lo que tenía que decir, mientras repetía lo mismo una y otra vez tratando de encontrar una explicación. Mi reacción fue insensible y fue ahí cuando me dijo verdades que duelen, pero que soporté como piedra en mi corazón. Las semanas siguientes todo se fue en picada, de pasar a "igual en un futuro regresamos a estar en contacto" y de no eliminarlos de redes sociales, me empezó poco a poco a bloquear de twitter y luego a eliminar de facebook. Me empezó a reclamar por cosas que ya habían pasado y lo que a mi parecer fue su mayor mortificación fue que si existía alguien más y que si lo había engañado. Hace dos semanas me mandó mensaje diciendo que le explicara porque tenía una cuenta en una pagina gringa de osos una cuenta de perfil con ultima actualización de mayo.... tipo, no crees que si usara esa cuenta para putear, la abriría más seguido o mínimo después de terminar con el, aparte ni hay personas mexicanas en esa pagina, realmente solo era para darme taco de ojo y habrán sido literal un par de veces,  pero no estaba en disposición de explicarle, a alguien que ya no le debía nada, aparte estaba de guardia y no me podía poner a pelear mientras tenía pendientes e ingresos que hacer. 

Lo que más me hirió fue que haya dudado de mí, en pensar que lo pude haber engañado. Por qué si algo trate fue de hacerlo sentir seguro, deje de hablar con amigos y personas en redes sociales, ya había cerrado para ese entonces redes sociales, pero no le bastaba, es muy celoso e inseguro, sobreanaliza las cosas y lo paraliza no lo deja avanzar. Es inconforme con todo en la vida, y aunque intenta parecer que no, carga consigo sus traumas de la niñez y afloraban frecuentemente. Espero que después pueda valorar lo que hice por el, las atenciones que le tenía, que no era el mejor novio, pero genuinamente me preocupaba por él, y le abrí un espacio en mi casa y en mi ser. Pero en algún punto, no sé que pasó, supongo que no era la persona que quería en mi vida, extraño la compañia de alguien en mi vida, pero no lo extraño a el. Es probable que en algún punto él lea esto en el blog y se pregunte entonces porque terminé con él: no existe una respuesta concreta, uno simplemente sabe cuando uno quiere a una persona o no. 

Por esta vez me toca ser el malo.

Conocen esa sensación de cuando terminan con alguien y de repente de todas las canciones del mundo tienen sentido y como 2/3 partes hablan sobre el desamor, pues igual las sentí, solo que esta vez desde el otro lado. 

Y como maldito gusto culposo con taylor swift dejo esta canción que masomenos ejemplifica mi sentir con todo esto, siendo un orgulloso de lo peor. 



PD hoy hubiéramos cumplido 1 año de novios. 



Internado so far so good

No me morí, solo andaba (ando) en el internado.

Bueno pues, mucho ha pasado en estos 4 meses y medio, (Oh dios, de verdad ya paso tanto tiempo?)
Mi primera rotación fue gineco, como relaté en mi ultima entrada, no estaba preparado para todas las cosas que tenía que hacer, y adaptarse al hospital fue básicamente como que te echaran a la piscina para que aprendas a nadar.

Es un servicio que es bastante variado, tiene hospitalización con una gran cantidad de mujeres posoperadas de cesareas, embarazos, y una que otra enfermedad ginecológica, los pases de visita eran estructurados y pendientes sencillos como sacar muestras, usg obstetricos y de pelvis al por mayor, y notas de evolución y altas. Era muy raro que nos pidieran estudios más complejos como tomografías, marcadores tumorales o cultivos. Fue bueno para empezar a practicar tomas de muestras de sangre que he de admitir que me llegaba a costar trabajo con algunas pacientes, pero en realidad, la mayoría de las pacientes tenían buenas venas. Las notas de evolución y las altas eran muy parecidas y era todo casi lo mismo así que rápidamente le agarramos destreza a escribir a maquina.

Tenias la toco, el "mágico" lugar donde puede haber 5 mujeres en trabajo de parto activo, una amenaza de parto prematuro y dos preclampticas en vigilancia estrecha, era el servicio más movido y a veces muy estresante, era como una ruleta rusa, podías tener un muy buen día o de plano uno terrible. También tiene su parte quirúrgica a la cual casi nosotros como internos no entrabamos por haber varios residentes, pero si llegábamos a entrar a veces, y nos familiarizamos con el proceso pre, trans y pos operatorio. En lo que ayudábamos un poco más era en los legrados y en las otbs que le hacías de primer ayudante en esta última. 

El trato con los residentes fue rudo al principio, no es que nos trataran mal, pero a comparación de otros residentes de otras especialidad que he conocido, son diferentes, pero al final nos terminamos llevando bien, pero hasta ahí. Honestamente, sentí que duro bastante la rotación y eso que tuve dos semanas de vacaciones pero igual nada más fue cuestión de adaptarse. 

La cuestión con gineco fue, que mientras iba avanzando la rotación, la cantidad de embarazadas que llegaban aumentaba exponencialmente con el paso de los días, para las últimas semanas, estaba de LOCOS de LOCOS se los juro, solo porque ya teniamos bien afinadas nuestras habilidades y destrezas sacabamos el trabajo bien y a tiempo, pero agosto fue así el boom. (Ahorita me paseo por piso y la toco, y está todo tan tranquilo que es una burla para lo que mi equipo le tóco)

Lo mejor de los horarios era la hora de salida de posguardia. Salía a las 2 de la tarde. Hecho que contrastaba con la hora de salida de la rotación siguiente que pasamos después: cirugía. 

En cirugía todos los días me iba entre 6 y 8 de la noche, sin importar si estuvieras de pre o de posguardia, y ahí conocí la verdadera sensación de un cansancio crónico y extremo. Irónicamente, la rotación se me pasó muy rapido. 

Aprendí que cirugía DEFINITIVAMENTE NO ES LO MIO. y mucho menos cirugia general, viendo puras apendices, vesiculas e intestinos ay no. Disfrute mucho más las cirugías de otorrino o maxilofacilal.  Aún así disfruté mucho la rotación, principalmente porque ahora todo el equipo estaba junto, y nos veíamos más, además de que los residentes son excelentes personas que hacían el trabajo se sintiera más ligero. 

Aquí las cosas se intensificaron un poco más, y un poco más desorganizado para mi gusto. Si antes hacíamos notas o altas, ya las altas eran un poco más elaboradas, las notas de evolución solo las hacíamos cuando rotabamos en una subespecialidad como neurocirugia,angiología, proctología, otorrino y maxilofacial. (las notas de cirugia general las hacían los residentes, para las demas subs nosotros teníamos trato directo con los medicos adscritos). Sin dudas en las semanas que rotaba en las subs era donde más aprendía, porque casi todo recae sobre ti, tu pasas visita, las notas de evolución, las altas, los pendientes, entrabas a cirugias y tú hacias las notas, los ingresos además de asegurarte de correr las indicaciones, obviamente siempre podías pedir apoyo a los residentes de cirugía pero basicamente eras tu junto con otro compañero. Las guardías fueron mucho más tranquilas y nos daba tiempo para cenar, y dormir unas dos-tres horas. 

Lo único que no me gustaba era la rotación de cirugía general, porque los pendientes eran eternos y siempre surgían más y lo que mas odiaba en el mundo era bajar a cirugías, al final, uno si aprende, y aunque solo sostienes y aspiras, al final practicabas puntos, pero ya al final, ya contaba los días para que terminara la rotación.

Lo que me lleve de esa rotación: aprender a hacer ingresos y presentarlos correctamente, mejorar mis habilidades para sacar sangre y lo que siempre me había preguntado como los internos aprendían: aprender a sacar sangre directo de la arteria braquial (les juro que ni yo sé como lo aprendí, pero ya ahora, ya no le sufro cuando tengo que sacarle sangre a un viejito o viejita de 90 años, me voy directo a la arteria). Aprender a estar 38 horas seguidos en el hospital y aguantar exitosamente. 

El tiempo ahora tal vez se me pasa rapido, porque de alguna forma ya me acostumbré a estar dia y medio en el hospital, sé que suena impresionante y lo es, solo que ahora ya no me parece tanto como antes. 

Hace dos semanas cambiamos a medicina familiar, donde estamos en el area de urgenicas de una clinica familiar, donde 1 de cada 10 pacientes que vienen, realmente son por consultas, y ves de todo, de bebes a ancianos y enfermedades de primer nivel de atención y es cuando me doy cuenta que después de todo, si puedo diagnosticar, y pues ahora ando en el proceso de aprenderme dosis de los distintos medicamentos, porque una cosa es saber que dar, y otra es saber como recetarlo. 

domingo, 28 de junio de 2015

Iniciando el internado médico de pregrado: mi primera guardia

El 8 de junio había sido mi elección de plazas y disfruté al máximo los últimos días de vacaciones, sali con mi novio, fuimos a la playa, me puse al corriente con series de televisión e hice ejercicio. 

Finalmente el día llegó, ya estábamos inscritos y los cursos de inducción fueron 3 días, del 24 al 26 de junio. eran cursos de 8 a 2-3, de unas 6 platicas cada día, pero siempre los exponentes se llevaban más tiempo de lo esperado, por lo cual algunos temas se posponían para el día siguiente. Algunos temas eran muy buenos y relevantes para lo que íbamos a hacer, otros no tanto, y hubo como dos que por cuestión de tiempo ya no se dieron. 

Días previos a los cursos de inducción los internos anteriores habían dicho que según este año los equipos iban a ser rifados, no lo creíamos, todos los años al menos en los hospitales disponibles, uno puede elegir su equipo y aunque algunas cuestiones son al azar, nunca todo. Al final del día cuando le preguntamos, dijo que no había que preocuparse, que los equipos ya estaban hechos, todos los equipos, las guardias, y estábamos todos en shock. Según la dra, que por que el año pasado la gente no se organizaba y los equipos eran desproporcionados entre las distintas escuelas procedentes, pero finalmente llegamos a un acuerdo, de armar nosotros los equipos con el mismo formato que la dra ya tenía, y aunque si hubo conflictos internos y más de 500 mensajes en el grupo de whatsapp de 84 personas, finalmente la dra aceptó al día siguiente. 

El segundo día, ya con el equipo confirmado que teníamos en mente, fuimos a convivir todos y fuimos a comer. El viernes sería el último día de curso de inducción y la guardia A se quedaría en el hospital para la guardia, osea yo. Según tendríamos una visita guiada al hospital a las 2 de la tarde y luego incoporarlos a los distintos servicios, recibir un poco de orientación por los internos que ya van de salida, y se retiran a las 6 de la tarde. 

Cuando salimos del auditorio unos internos de gineco, el servicio con el cual iniciamos, ya nos estaban esperando, pero ya eran las 3 y apenas ibamos a iniciar el recorrido, que al final de cuenta no fue muy eficiente que digamos, al menos por mi parte ya conocía el hospital porque ya había estado en el como estudiante. 

Pero mientras se realizaba un "recorrido" donde nadie escuchaba nada, los distintos internos de los distintos servicios iban reclutando a los equipos, cuando finalmente ya eramos todos lo del equipo, un interno nos llevó al piso de gineco para explicarnos como nos ibamos a dividir para las 3 guardias del fin de semana y que hasta el lunes, la dra titular nos daría nuestro rol de servicio y lo demás más a detalle. La mitad, se quedo en piso y la otra mitad bajamos a tococirugía, donde están las embarazadas en el proceso del trabajo de parto para que nos explicaran como está el movimiento, y luego a las 6 iban todos, excepto, los que se quedaban para la guardia. 

Aunque, solo fue como hora y media que estuvimos acompañados, los internos nos dieron todas las labores que se realiza como interno, además de tips y recomendaciones. al menos no nos dejaron tan por nuestra cuenta, pero después dieron las 8pm, e inició formalmente la guardia, eramos 4 residentes, y 3 internos en toco, mientras 2 compañeros se quedaron en piso.

QUEDÉ IMPACTADO por todas las cosas que uno tiene que hacer, todavía no tenía en mi mente una imagen global de todo lo que se tiene que hacer en cuanto a papelería, sé que cuestión de agarrar práctica y organización, Como ejemplo:

1. Ingresos: siempre que llegue una paciente, se debe de hace su expediente, que incluye hoja frontal, consentimientos informados, historia clinica y otras hojas que los residentes hacen, pero tu labor es ver que esto esté en orden, 
1A: Historia clinica: que se llena a máquina de escribir y por nuestra experiencia uno se tarda horas, en mi opinión creo que fue lo que más nos retrasó.
1B: Laboratorios y estudios de gabinete: Además se debe pedir los estudios y laboratorios dependiendo del diagnóstico de ingreso por lo cual ha llegado, con lo cual te puedes auxiliar con las enfermeras cuando van a canalizar, para que te llenen los tubitos de sangre, si no estás al pendiente, tienes que sacar sangre tú, lo cual significa perder más tiempo y piquetes inncesarios para la paciente. Estas muestras de laboratorio se deben de rotular y llenar vales con copia para luego ir entregar a laboratorio. Algunas pacientes que llegan por preclampsia o sospecha de, se debe tomar muestra de orina, y solicitar ultrasonido. Lo cual significa ponerle una sonda a la paciente para recoleta su orina, (y llenar su respectivo vale de laboratorio) y aparte otro vale con copia para el servicio de ultrasonido. Si aparte la paciente va a ser operada, es necesario realizar un tramite para tener sangre en caso de que se requiera, y es otro vale para ir a banco de sangre. Debes de salir de toco, y llevar tus muestras con vales, y también ir a ultrasonido y presentar el caso de la paciente para que te lo acepten. El problema es cuando se te juntan varios ingresos y no sabes que tiene más prioridad, si la historia clínica, si los laboratorios, y los 3 tratábamos de hacer todo, pero no cordinados. 
2. Partos y Césareas: Siempre tiene que haber alguien con la embarazada, ya sea en quirofano, o en la sala de expulsión y ayudas a limpiar en este último y a llenar datos respecto al nacimiento del bebé. Después tienes que anotar todos los datos en una libreta donde se registran estos.
3. Monitoreo de frecuencia cardíaca fetal y presión arterial: En teoría cada hora, pero es imposible o al menos nos fue imposible, solo las muy graves, si le echábamos un ojo.
4. Altas confirmatorias: Después del parto, y pasado unas horas, si todo está en orden, la mamá se puede ir, pero resulta que nosotros también debemos realizar las notas de alta y tenemos que estar al pendiente de ellas,  ese concepto no lo tenía bien claro, peo afortunadamente, un residente me ayudó con esa nota. 
5. Expedientes: Integrar todos los documentos y ver que estén en orden, 
6. Gaceta: se llena en una hoja los datos principales de los pacientes de labor, pbr y recuperación, esta se llena a maquina y tienes que ir a recolectar la información directamente de los expedientes lo cual implicar desplazarte y anotar los datos. Esto es para la entrega de guardia a las 7am, donde se presentan a los pacientes, su diagnóstico, evolución y plan, que duró como una hora con los residentes e internos que quedarán a cargo. Terminado esto, ya no podemos retirar. 

Ahora, ya sé todo lo que se tiene que hacer, pero cuando recién llegué, no tenía idea de por donde empezar, que era lo más prioritario y mis dos compañeros de guardia tampoco. Entonces fue un relajo porque a pesar de que todas las cosas se hicieron, no estaba al pendiente de todo lo que sucedía y apenas y pude interactuar con los pacientes. Estuve parado y caminando casi literal 14 horas, y el único momento donde pude siquiera sentarme fue a las 4:30 de la mañana, como 15 minutos nada más, por que luego nos pusimos a ordenar expedientes (aunque ya sentados), y luego llenar la gaceta donde tarde horas. No comí, nada, desde las 2 de la tarde, hasta las 9am del sábado. Solo tomé agua, de una maquinita en uno de mis viajes hacia banco de sangre. Estaba en la total deshidratación, y cetogenesis, tampoco sentí hambre, solo hasta como las 7 y cachito cuando todo ya había terminado. Se nos pasó la hora de la cena y de la colación, la cual nos pudimos haber rotado para ir un rato pero no pasó. Me encontré a varios amiguitos y otros internos que no conozco porque no son de mi universidad, pero que compartimos el mismo vínculo de la misma guardia, y el estrés, yendo de un lado a otro. Dentro de todo, los residentes no fueron groseros, y aunque si nos exigían, terminamos todo. Cuando era estudiante, nunca estuve consciente de todo lo que hacían, pero en algún momento me tenía que tocar, pero fue de golpe, sentí como si me hubieran empujado a la piscina, sin saber nadar para que aprenda. Llegué a mi casa EXHAUSTO, con dolor de piernas, hambre, sueño y sucio. Primero comí, y luego dormí, no tenía fuerzas para bañarme y caí en coma durante 7 horas. Al menos era sábado y tuve el resto del sábado y domingo libre,  pero el día de mañana. lunes, entro a las 7am y salgo el martes a las 2pm. 

miércoles, 13 de mayo de 2015

Un pequeño respiro

Mi última rotación pasó demasiado rápido, entre vacaciones de semana santa, pocas semanas para ver el temario y los múltiples días feriados, siento que apenas estoy resurgiendo y por fin ya siento una liberación parcial.

Ya aprobé mi último examen de la carrera, y me fue bastante bien, únicamente me queda presentar un examen práctico pero fuera de eso, tengo ya casi todos los días libres. Lamentablemente no podré ir tanto tiempo a Cancún como me gustaría para vacacionar un rato. En menos de un mes elijo plaza de internado y solo un par de semanas para entregar papeles y BOOM, listo.


domingo, 22 de marzo de 2015

A 3 meses del internado - ¿Por qué estudié medicina?

Siempre te preguntan ¿Y por qué decidiste estudiar Medicina? y antes de entrar y al inicio de la carera lo tienes bien claro. "Para salvar vidas" es creo, la respuesta más popular. Para mí, todo surgió como la fascinación por las ciencias y más precisamente, la fisiología y el deseo de ayudar a las personas con lo que era capaz. Supongo que son cosas que nunca dudas, porque simplemente no me veía en alguna otra carrera de las ciencias de la salud -qué algunas vez consideré, por no sentirme completamente capaz- Pero, creo que habrá sido en mi último año (o un poquito antes) de la prepa cuando decidí que realmente si quería esto. Ahora todo parece muy distante, todo lo que pasé ese 2010, el año que entré a Medicina, el año que me mudé a Mérida, el año que cumplí 18 años, en ese orden por cierto. 

La adaptación no fue tan difícil, al mes ya estaba más habituado a vivir solo, y la medicina ha sido un proceso continuo, cada año un poco difícil pero siendo una transición sutil. Al menos para mí. Sin embargo, llega un momento en el que te pierdes y ya no sabes que responder cuando te preguntan porque estudiante medicina. La razón principal siempre ha sido la misma, pero cuando te enfrentas a los primeros años de prácticas médicas en hospitales todas las expectativas y fantasías que tenías se modifican, por qué no es exactamente como te lo visualizaste y te das cuenta de todo el arduo trabajo que uno tiene que recorrer y cuando ya llevas 5 años te das cuenta que apenas -APENAS- esto está comenzando, que te falta mucho para recorrer y es una sensación abrumadora a veces

Han sido 5 años de formación meramente académica con un poco de práctica y ya estoy a unos 3 meses de entrar al internado. A 3 meses de vivir autenticamente la experiencia hospitalaria, nada de estar 4 horas al día, estamos hablando de literalmente estar más tiempo en el hospital que en tu propia casa y tener responsabilidades ya en la vida real, porque siendo técnicamente todavía estudiante, tratas con personas y sus vidas. Mucho se dice acerca del internado, que "es una de las mejores experiencias de la vida" que "te forja como médico" pero qué también es insufrible y cansado. cuando eres el eslabón más bajo en una cadena jerárquica que ha sido perpetuada por décadas en los hospitales públicos. "Tal vez no sea la mejor opción, pero sólo así se aprende, "Una excusa para mano de obra barata" o "Esclavitud del siglo XXI" según algunos. 

Personalmente, espero que no sea tan terrible como algunos lo pintan, por qué sé que la formación académica ya la tengo, y este último año siento que ha habido una mayor integración de mis conocimientos generales de medicina, lo único que me falta es dar este paso siguiente, este rito de iniciación por así decirlo, y que con buenos amigos y compañeros sea más llevadero. Vivo para poder aprender más y recibir ese gracias al final del día, de ver ante mis ojos el nacimiento de nuevas vidas y ser agente activo de sus primeros minutos, de finalmente presenciar el último suspiro de una persona cuando ya no hay nada más que hacer y acabe su sufrimiento que muchas veces se prolonga; de siempre maravillarme de lo complejo y perfecto que es el ser humano y poder demostrarme a mí mismo de que sí puedo. 

jueves, 5 de marzo de 2015

Enero-Febrero 2015

Estos últimos dos meses, como los anteriores, pasaron muy rápido. Entre la huelga, el estudio, mi novio, y mis series, los días pasaban uno tras otro. Por 3 semanas, mi horario estuvo cortado a la mitad, con clases en la mañana y en la tarde, lo que iba a ser un horario bonito se convirtió en un ir y venir diario de casa-hospital-casa-hospital. Me gustaría decir que aprovechaba las 4-5 horas que tenía libre en la tarde, pero simplemente mi cerebro no funciona en ese horario; no es hasta las 6 de la tarde cuando mi mente está dispuesto a absorber conocimiento, sentarme con una taza de café y estudiar. En cambio, mi horario habitual de estudio fue remplazado por clases en la tarde, a veces de pediatría y otros días de terapéutica, esta ultima clase era terrible, más que nada por el maestro. También durante esas 3 semanas, me obsesioné con una serie que ve mi novio, Pretty Little Liars, hasta que llegó a un punto en el que dije que debía de parar, estudiar un poco más, también ya me empezaba a frustrar la falta de respuestas y la complicación de la trama.

Con mi novio, todo ha estado muy muy bien. Creo que no lo había comentado antes, pero hay una muy bonita y fuerte conexión emocional y física. A pesar de no estudiar lo mismo, compartimos los mismos gustos por algunas series, y el sentido del humor. Ultimamente, mi parte infantil, simple, y traviesa ha emergido con plena confianza, incluso en la cama, lo cual trae muchas risas. Se ha quedado dormir varias veces ya en mi casa, y por primera vez no me siento invadido en mi espacio personal, lo cual es algo nuevo para mí, creo que es tal vez lo que más trabajo me cuesta, porque me gusta mucho tener mi espacio. Ya ha conocido a varios de mis amigos, incluidos unos de Cancún, y yo también los suyos, con los que siempre sale, y hemos salido los 4 un par de ocasiones. Pero, entonces, hay algún problema, o de verdad es así de bueno como lo pinto? Pues, no es hasta recientemente que han surgido algunos conflictos, pero han sido menores y se han podido solucionar y discutir. Me he sentido muy bien, es una sensación reconfortante, de estabilidad, y aunque a veces me dan bajones emocionales, que nada tienen que ver con la relación en sí y que son breves, me anima saber que al final de la semana, si es que no nos vimos antes también, lo veré, y se me pasa. Claro que también esto va por los dos lados, yo estoy más que feliz de proporcionar apoyo emocional si es necesario, no soy bueno con palabras, pero si con abrazos. Y pues ya van 3 meses y medio, so yay nosotros. 


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails