sábado, 6 de noviembre de 2010

Amor Lobezno

No lo había escrito porque en realidad, todavía no lo había asimilado. El sábado pasado, que estaba en Chetumal, abrazaba a Lobo cuando de repente lo besé.

Todo fue muy inesperado, salía del baño después de cambiarme para dormir, cuando entré al cuarto, Lobo ya estaba en la hamaca (que está sobre la cama) y la luz ya estaba apagada. Deje mi ropa que traía sobre mi maleta, del piso y le dí abrazo a Lobo, un abrazo fraternal, amistoso. Yo estaba con mis rodillas apoyadas en la cama, y recargado sobre el, entonces lo abrazaba pero yo estando encima de el.

Lo abrace como siempre lo he hecho, pero hice algo que no había hecho antes, lo besé en la mejilla, el hizo lo mismo. Luego se acomodo, y note como su cachete estaba a lado del mío, instintivamente me acomodé para que nuestros labios estuvieran algo cerca, el se volvió a acomodar, de tal manera que el movimiento que tuve que hacer para besarlo fue mínimo.

Fue un beso de esos en los que nada más hay un pequeño contacto con los labios, un beso tímido. Me ruborizo y me quito, pero ya desde antes él me tenía acariciando el cabello de mi nuca, me detuvo y no me dejo ir, me respondió con un beso, y lo besé aun más. En ese momento, sentí una sensación cálida dentro de mí, que se extendió desde mis labios, hasta la punta de los dedos de mis pies, algo que no había experimentando nunca al dar un beso.

Lo conocí hace un año, y para abril, en semana santa fui a Chetumal, desde antes nos llevábamos bien, pero esa visita que duró 5 días, nuestra relación dio un enorme salto, hablando únicamente de amistad, y pues en retrospectiva fue cuando me "enamoré" de el, pero lo reprimí para que no hubiera problemas con nuestra amistad. Después de 7 meses, cumplo el deseo que tenía desde entonces y que yo mismo me ocultaba. Pero las cosas sucedieron, fue muy inesperado, normalmente uno se lo espera cuando sale con otro chavo gay en forma de cita, pero esta vez no, yo ya me había hecho a la idea de que simplemente no iba a pasar, y ya lo había aceptado, pero pasó. Y en mi mente un montón de pensamientos vinieron a mí, combinado con la emoción como fuegos artificiales que habían permanecido latentes desde hace mucho, mi corazón empezó a palpitar cada vez más fuerte.

Una parte de mí, estaba en éxtasis, en ese momento sentí una felicidad increíble, y me sentía tan bien, pero por otro lado pensaba, tengo novio, estoy arruinando la amistad, temo que le pase algo a nuestra amistad, no quiero ser parte de la lista de personas que han caído enamoradas ante Lobo y por último, pensé con un toque de humor: Siempre le cuento todas mis aventuras y tonterías a Lobo, ahora a quien? Todo esto lo pensaba mientras andaba taquicárdico y Lobo empezaba a recorrer su mano por mi cuerpo, y yo el suyo. Pero no duró mucho, porque de repente se detuvo y me dijo "Ay soy una puta zorra" riéndose "Estamos mal, no te metas en pedos conmigo, dani", solo le contesté "Lo siento, fue muy instintivo, no era mi intención". Me contesta que me suba a la hamaca, y me abraza, con sus manos encima de las mías. Luego, se levanta "creo que ya llego mi mamá" porque escucho un coche y se fue asomar, pero antes de levantarse con su mano me toma de la cara y me besa, todavía no llegaba y se vuelve a subir a la hamaca, ahora yo lo abrazo y me dice "Yo te quiero mucho, y sinceramente hubiera seguido pero tus latidos me decían muchas cosas" Ya no le dije nada, pero no entendí el que percibia de mis latidos?, acaso no demostraban que para mi era una emoción tan grande que apenas y mi cuerpo podía manejar, me hubiera gustado haberle respondido, que a mi me gustaría haberle seguido, pero me quede congelado pensando en todo lo que esto implicaba y ya no le dije nada, y nos dormimos. A la mitad de la noche, el se pasó a la cama.

El alguna vez me contó como un día tuvo un buen faje con una amiga suya, y que habían quedado de que si una vez volvía a ocurrir pues por ellos muy bien. Ah sí, Lobo es bisexual. La diferencia es que no soy un amigo cualquiera, somos mejores amigos, y al menos por parte mía, el besarlo no solo fue para satisfacción, para mi realmente representó una conexión entre los dos, más allá de una simple amistad que no se podía expresar y no me bastaba con abrazos.

Tenía miedo de que al día siguiente, fuera incomoda la relación, pero no lo fue en lo absoluto, fue como siempre lo ha sido. Solo que internamente para mí fue de lo más desconcertante. Si me pongo a pensarlo, realmente siempre he estado enamorado de el, me encanta platicar con él, me pongo feliz cuando se conecta al msn, cuando hablamos por skype y cuando recibo alguna notificación de el en facebook, o algun mensaje por celular, es la unica persona con la que siento tanta satisfacción de verlo, de simplemente saber que está, de ver sus fotos y sonreír ante su felicidad. Pero no solo estoy enamorado, la verdad es que sí lo amo. Lo amo como amigo, para mí es muy importante y especial en mi vida, nos contamos absolutamente todo, hablamos de temas muy íntimos, de nuestras aventuras sexuales, de los chavos que nos gustan, y de un montón de simplezas que nos hace reír horas. Es un amor distinto, porque yo soy muy feliz viéndolo a él feliz, no me importe con quien ande, ya sea un hombre o una mujer, sin importar que haga, lo querré de la misma manera, mientras el sea feliz y esté presente en mi vida como ha sido hasta ahora, yo no podría pedir más, pero con este beso, me despertó otros deseos, de querer estar con el, pero a la vez no quiero, porque siento que la relación ya no sería la misma, además de que vivimos en distintas ciudades. Pero sí, seria muy bonito que alguna vez pudiéramos estar juntos. A veces siento que se terminara casando, y teniendo algún hijo, si llegara a ser así me encantaría darle mi cariño a sus hijos igual, para mi serían una extensión de él.

Pero que si viviéramos en el mismo lugar? Posiblemente, viendo que era un chavo guapo, hubiera intentado salir con el en una cita pero yo sé que no soy del todo su tipo seguramente y que si hubiera accedido, no nos habríamos conocido de la forma que ahora nos conocemos. Lo habría alejado, y no hubiera sido la primera persona que le haya pasado eso. Igual y las cosas pasan por algo, y prefiero pensar que la vida sabe lo que hace, y que si estamos destinados a estar juntos, esperaré pacientemente ese día. Pero mientras tanto, ahora me siento bien, pero en su momento me causo mucho conflicto.

Lo que siento concretamente no lo puedo explicar bien, es una combinación rara, creo que talves simplemente es un amor verdadero que no espera nada a cambio.

5 comentarios:

  1. Te he dejado un premio en mi blog :)

    ResponderEliminar
  2. TE MEGA SIGO, es primera vez que leo tu blog, pero tu historia me llego al corazon, estoy viviendo algo similar....lo tenia medio oculto en mi, tambien amo a mi mejor amigo y él vive en otra ciudad, hay dias en que despierto agradeciendo que este lejos y olvido el amor, pero cuando leo este tipo de cosas el amor vuelve a mi, eso si, mi amor no es tan "sano" igual me molesta cuando sale con otra gente... pero no sé, no quiero pensar en esto.
    te paso alguna vez esto? o siempre fue un amor tan sano?
    abri mi blog hace poco, algun dia escribiré de él.

    ResponderEliminar
  3. Que complicado, pero que bonito ahahahahah que placer volver a leer blogs!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Es la primera vez que entro a tu blog y me parece hermoso, soy hetero, tengo amigas bi y las amo y respeto, a ellas les paso algo similar(también son mejores amigas) , la forma en que lo trasmites todo es hermoso y digno de admirar, nunca pierdas a un amigo:)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails