viernes, 23 de diciembre de 2011

Ted y Lobo

Ayer me encontré en la plaza a Ted, hace como un mes que no he hablado con el ni nada. Está bien raro todo. Me dijo que andaba esperando a su novio, le pregunté que si por "Fulanito" (el último chavo que me había contado) y me dijo que no, que andaba con otro que porque este fulanito lo había estado engañando. Me dijo igual que ya había subido mucho de peso y me lo dijo en una actitud bien perra... Al Ted que yo conocía absolutamente nada que ver con la persona que me encontré ayer, es en cierta manera decepcionante porque sí lo veía de una manera bien y ahora pues ya todo se fue a la verga. Por lo pronto, yo adopté una actitud muy orgullosa, que sé que está mal, pero no pienso hablar con el hasta que el me dirija la palabra. Entro a mi modo rencoroso y solo pienso, ojala se arrepienta de andarme tratando así y que le da coraje porque nunca cogió conmigo.

Con Lobo pues hubo un momento como entre agosto-octubre que dejemos de hablar tanto como antes, yo todavía andaba un poco sensible y el igual notaba que era un poco más reservado con sus cosas personales. De estos dos ultimos meses para acá pues ya hemos estado más al pendiente, riendonos de pendejadas por el whatsapp, posteandonos videos en nuestros muros de facebook y miles de cositas más. Ayer tuve una reunión muy genial con mis amigos de la prepa, eramos unos 6. Llegué a mi casa a la 1.30 y casualmente me publicó Lobo en mi muro, empezamos a platicar y luego nos pasamos al skype. Benditas llamadas del skype! Los dos andabamos con nuestros ipods y audifonos en nuestras respectivas camas hablando y hablando. Las llamadas de skype con el nunca son cortas, estuvimos desde las 2 hasta las 6am y sólo porque se acabo la bateria de mi ipod y nos despedimos porque nos dimos cuenta que ya eran las 6.

Fue de lo mejor, hacia tanto que no oía su voz, que no platicábamos tan chido, 5 meses que se pasaron extremadamente rápido. Esta vez me platicó más de sus cosas amorosas, de ligues, de la escuela, de lo quería hacer con su vida, de los últimos problemas que había tenido y pues yo igual de la facultad, de lo ultimo que había hecho, que me gustaba mucho un amigo de la escuela y de mis intentos por tratar de coquetear con él y todo.

Hubo un momento en que ambos nos pusimos a hablar de sexo, de nuestras experiencias, de lo que nos gustaba, y en realidad creo que coincidimos en muchos gustos, y pues nuestros roles se complementan; por lo que siento que si habría química entre los dos. Me dio risa el lujo de detalle y confianza que nos teníamos, y le decía "no manches, Lobo, te acuerdas cuando nos conocimos eramos bien chavitos e ingenuos respecto al sexo" y anduvimos recordando todo lo que hemos vivido juntos.

Ay nooo, en verdad soy un enfermo mental, después de todo este tiempo todavía lo quiero mucho, ya no ando enamorado a morir de él, o creo que ya lo reprimí de nuevo, porque siento que sigue estando latente esa semillita, pero me hace muy feliz saber que estamos como antes.

1 comentario:

  1. Yy siempre el pasado nunca deja de irse. Por lo que veo el vinculo con los dos es distinto, asi que esta bueno que lo que no sirve se vaya y lo otro mantenerlo ahi en la puertita para cuando quiera entrar de nuevo

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails