domingo, 24 de junio de 2012

Amistad con Lobo (nuevamente)

Aquí la entrada que les debía.

Para quienes hayan leído mis ultimas entradas, sabrán de todo el drama en mi vida que fue que me enamorara de mi mejor amigo Lobo. Dolió? Sí, mucho. Fue un tema muy constante en el blog desde que apareció en mi vida, hace como dos años. 

Para no hacerla larga, desde que lo conocí, me gustó físicamente, y pues a pesar que vivimos en ciudades distintas, durante un año y medio nos visitamos seguido, dio lugar a mucho intimidad y pues me enamoré. Mi error, al no decirle nunca como me sentía y dejar crecer las cosas hasta un punto en el que ya no podía aguantar. Cuando le confesé como me sentía, me acuerdo que el tampoco se lo esperaba, fue muy incomodo para los dos, y seguimos siendo amigos pero no como antes, después cuando el tuvo novio, mis celos fueron increíbles, me sentía herido, triste. 

Como ya tenía mucho tiempo con estos sentimientos encontrados, pues decidí dejar de hablarle a inicios de enero, habrá sido apenas hace un mes que volví a hablar con el. Todo volvió a la normalidad.

En esos 4-5 meses fueron bastante peculiares, fue una etapa de vida que la dedique mucho a mi mismo, mucho mucho. Mi vida se había limitado a ir a la escuela, hacer ejercicio, estudiar, ver la tele por semanas, con las ocasionales salidas con amigos. Creo que puse en orden mi vida, no salí con nadie, no busque salir con nadie. Adquirí buenos hábitos alimenticios y de actividad física. A veces si iba al cine, iba yo solo, realmente me sirvió de mucho. Vamos a depender de mi mismo. Suménle a eso que tenía coche, y bueno pues prácticamente lo unico que tenía que hacer era manejar el dinero que me daban mis papás y era libre de ir a donde quisiera. 

Cuando empece a sentir enamoramientos platónicos, y a interesarme en otros sin tener en mi mente a Lobo fue cuando me di cuenta que ya estaba avanzando. Si me acordaba de Lobo, nada más eran buenos momentos. Teníamos un amigo en común que me decía que el también me extrañaba y que le hablara. Me había acostumbrado a ya no tenerlo ahora sí que presente en mi vida, que si fue raro decirle "hola" de nuevo. Pero lo hice, a los pocos minutos ya andabamos bromeando y todo. 

Hace una semana vino a Mérida, salí dos días con el. Fue diferente, me dí cuenta que ya no me sentía como siempre me había sentido. Claro que la chispa de la amistad seguía presente, pero ya no me sentía inhibido de hacer o tal cosa, o tratando de buscar señales por parte de el.  Fue una sensación liberadora, que podía ser más yo, pero raro a la vez. Está más guapo que nunca, ahora ya le sale barba de candado y le queda muy bien, pero ya siento solo un cariño fraternal por él. La amistad está un poco dañada, todavía no se siente como siempre, pero ahí andamos trabajándola.

Ahora sé que el realmente no es el indicado para mí, no es el fin del mundo, y pues ando listo para seguir conociendo, experimentando (mucho mucho más) y de ser posible encontrar alguien con quien tenga esa química sexual (que nunca iba a tener con el) y emocional. 

4 comentarios:

  1. hola!
    Parece que todos estamos o pasamos por momentos así, sin entrar en detalles. creo que tengo que darme tiempo para mi y para analizar que es lo que realmente quiero y necesito en mi vida. tus palabras son alentadoras y crean en mi un sentimiento de fortaleza y que la vida sigue solo tenemos que mirar para adelante y no estar caminando con la mirada atras.

    ResponderEliminar
  2. como dice sintro, creo que todos estamos en la misma.
    lo que estas describiendo, me esta pasando, pero de las dos partes, un amigo se me enamoro, y yo me enamore de otro.

    QUE LOCA QUE ES LA VIDA.

    ResponderEliminar
  3. :O vivimos la misma historia que bueno que ahora lo vez como un amigo yo aun amo a una personita muy especial y aun me duele saber que sale con alguien mas pero me duele mas no haberle dicho a tiempo cuanto lo amaba :(

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails