viernes, 12 de diciembre de 2014

Frente al espejo

Me enteré que lo que escribí la vez pasada se parece mucho, si no es que es, alguna especie de despersonalización, pero creo que hasta cierto punto normal que suceda en la mayoría de las personas. 
Y bueno retomando líneas de pensamientos que surgen de tanto en tanto. Ubican esa sensación de cuando ves fotos viejas y piensas "era un bebé, y que raro me veía, definitivamente ahora estoy mejor" como cuando tienes 18 años y ves fotos de cuando tenías 15 o 16, pero luego experimentas lo mismo cuando tienes 20 y ves fotos de cuanto tenías 18, y así sucesivamente. Por ejemplo, me gusta como me veo ahorita y siento que ya no me veo tan niño que cuando tenía 18, y está cool, pero me pongo a pensar en que me momento uno deja de sentirse bien con su imagen actual y empieza a añorar como se veía antes. Obviamente me estoy adelantando 40 años, pero es algo cuestionable, si no tuvieramos fotos para recordar como eramos, el impacto sería lo mismo, o la transición sería tal que no lo sentiríamos. 

No me sale barba, así que no hay cambios dramáticos entre mis 16-22 años que tengo, pero últimamente cuando me veo al espejo si me siento más grande, es una sensación nueva, y es que apenas me estoy dando cuenta, que mi experiencia universitaria está terminando, y aunque me falte como 2 años para titularme, ya realmente son mis últimos momentos con vida escolar y seré arrojado al mundo laboral, mal pagado y como interno, pero al mundo real. Es como, DETENGANSE, en qué momento ya pasaron cuatro años y medio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails