domingo, 14 de febrero de 2016

Como cuando cambié de año y no me dí cuenta

Me acabo de dar cuenta que la entrada anterior apenas es la primera vez que escribo en lo que va del año. 

Bueno lo que pasó fue lo siguiente. Ya no les comenté que a finales de diciembre, mi familia vino a visitarme, pasamos navidad y año nuevo juntos. Pero el único problema es que el 1ero de Enero entraba a mi guardia en urgencias a las 5 de la mañana, entonces apenas tuve tiempo de cenar, brindar y dormir, ya que apenas dormí 4 horas y ya me encontraba nuevamente en el hospital, por favor, esperensen! 

Y así fue como empecé en urgencias, de golpe, con guardias cansadas, en las que casi no duermo y en que lo único bueno es que al día siguiente sales a la 1 de la tarde por lo cual podía llegar a mi casa a comer (o talvez no) y caer dormido, hasta el día siguiente.... 

Es lo bueno de urgencias que el tiempo pasa rápido, y aún mejor, tuve 3 semanas de servicio, luego 2 semanas de vacaciones, y ahorita llevo 2 semanas más desde que me reincorporé, ya solo me quedan 2 semanas más. Ya no le temo a urgencias pero los primeros días fueron horibles, físicamente hablando. Las habilidades manuales, y saber donde está cada cosa en el hospital te ayudan enormemente, pero eso sí mis pies quedaron destrozados la semana que estuve en primer contacto. 

Pero bueno, para no hacer el cuento más largo, emm feliz año nuevo? Supongo....

Este año pinta para nuevos retos y nuevos cambios, la mitad del internado, y la primera mitad del servicio social, y pues aquí seguimos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails