miércoles, 2 de noviembre de 2016

Lo que viene después del final del camino

Después de 6 años de carrera, finalmente me encuentro en mi servicio social, un año el que veía muy lejano. Ahora estoy cerca de terminar una etapa de mi vida, y aunque me emociona mucho, el futuro me angustia. Durante los 6 años pasados, maduré, aprendí a ser independiente, viví el día a día dando lo mejor de mí, siendo mi única preocupación estudiar, y salir con buenas calificaciones en cada examen y año escolar.

Ahora estoy ante la expectativa de lo que vendrá en un año, siempre me he trazado metas a mediano y largo plazo, excepto que ahora, se abren distintos caminos, opciones que dependerán en gran medida de lo que haga en este último año. 

Mis metas a largo plazo consisten en principalmente ser especialista y ser económicamente independiente.

Para esto hay varios objetivos que me he propuesto lograr durante mi año de servicio social que son los siguientes:
-Terminar mi tesis
-Titularme
-Estudiar para el Examen Nacional de Residencias Médicas (ENARM)
-Aprobar el examen

El ENARM es un examen que se realiza cada año en los primeros días de septiembre, y en caso de quedar aprobado, uno debe de meter su solicitud a la institución de salud que desea, esperar ser aceptado e iniciar en marzo del año siguiente. En mi caso, presentaría el examen en 2017 y entraría a la especialidad en el 2018. Para poder presentar este examen tengo que haber terminado mi tesis y estar en proceso de titulación, osea, tengo aproximadamente menos de un año. 

La principal preocupación, es el hecho de terminar a tiempo mi tesis, el proceso de titulación, presentar el examen apenas termine el servicio social para no "perder" un año, y tener un buen desempeño para poder concursar para un buen lugar en un buen hospital. Yo tengo en mente, las principales ciudades del país, aunque principalmente Guadalajara, y como segunda opción quedarme en Mérida. 

Afortunadamente estoy en una plaza bastante tranquila. Yo quería originalmente una plaza universitaria pero no quedé. Aunque pude elegir una que igual está súper cerca de la ciudad. Mi día normal consiste en consulta en la mañana de 8am a 2pm, aunque suelo terminar antes, y tengo el resto de la tarde libre para lo que yo quiera. Lo he usado para avanzar en mi tesis y empezar a estudiar en algunos temas a manera de calentamiento, aunque ya este mes debo de empezar ya de lleno. La gente del lugar es tranquila y casi no me "molestan" por tonterías. El lugar cuenta con internet inalámbrico y aire acondicionado (ya ni en mi casa) así que no la paso mal.

Todavía no sé exactamente hacia donde voy, me gustaría tener la oportunidad de estudiar la especialidad en otra ciudad, sé que tengo la capacidad. Aunque también desearía quedarme en Mérida, ya llevo 6 años y medio viviendo aquí como foráneo, y ya no me siento foráneo, ya es mi casa y cada año me arraigo más a este lugar. Mudarme a otra ciudad es iniciar de nuevo, salir de mi zona de confort. Ya lo hice cuando tenia 18 años, debería ser más fácil, y no necesariamente permanente, así que ¿Por qué no? 

Es difícil la carrera de Medicina y no necesariamente por todo lo que conlleva en cuanto a conocimiento, sino por el aspecto social que uno aprender al estar ya de lleno en un hospital o una clínica rural y también por la duración de la carrera y la competencia cada vez mayor. Considero que con las condiciones actuales del país es una carrera que no se puede hacer si no tienes alguien que te apoye económicamente. Pero bueno, todo esto es un paso a la vez y el chiste es seguir avanzando. 

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails